SEÑALES DE ALARMA EN TRASTORNOS ALIMENTARIOS

 

 

Los Trastornos de la conducta alimentaria son desórdenes alimentarios en los que la comida adquiere una función diferente a la de nutrición del organismo, y es utilizada como instrumento para conseguir un medio, por ejemplo, comemos para controlar nuestra ansiedad, dejamos de comer para demostrarnos que tenemos control, etc.

 

Así pues, existen diferentes trastornos asociados a la alimentación. En función de los síntomas más llamativos, de forma coloquial es fácil oír que si la persona vomita es bulímica y si está delgada es anoréxica, aunque esto no es del todo correcto.

El nexo común entre la anorexia y la bulimia es el deseo de tener un cuerpo ajustado a un patrón estético muy estricto, aunque los métodos empleados y los resultados obtenidos determinarán en gran medida las características de cada uno de los trastornos. Por otro lado, el trastorno por atracón (o sobreingesta compulsiva), se caracteriza por el descontrol de los impulsos con respecto a la alimentación, aunque no se realizan conductas de compensación por la sobreingesta alimentaria (vómitos, laxantes, etc.). La motivación, en este caso, no suele ser el deseo de tener un aspecto físico perfecto, sino la incapacidad para controlar las ganas de comer producidas, la gran mayoría de veces, por ansiedad.

 

Como en todas las patologías, la prevención y la detección temprana de estos trastornos, es vital para garantizar un tratamiento exitoso y una mejora en la calidad de vida de estas personas. Para ello, os presento un conjunto de señales de alarma en el desarrollo de los trastornos de la conducta alimentaria; señales a tener en cuenta, si sospechamos que una persona cercana puede estar desarrollando este trastorno:

 

 

SÍNTOMAS FÍSICOS: Pérdida significativa de peso u oscilaciones del mismo. Ausencia o irregularidad en la menstruación. Aparición de vello en lugares en los que antes no tenía (lanugo) y caída del cabello por falta de vitaminas. Cuando la enfermedad ya está avanzada, inflamación de las glándulas del cuello, desgaste en el esmalte dental y callosidades o heridas en los nudillos de las manos (a causa de los vómitos).

 

CAMBIO DE ACTITUD HACIA LA COMIDA: Cambio de hábitos alimentarios, iniciando dietas estrictas o se presentan obsesionadas por comer menos. Cambio en la cantidad y tipo de alimento, restringiendo los alimentos más calóricos, limitando la alimentación a aquellos que son bajos en calorías. Preferencia por alimentos cocidos o a la plancha. No hay horarios estables de comida. El tiempo de la ingesta aumenta, siendo ésta en ocasiones compulsiva y exagerada y es posible que exista una tendencia a trocear los alimentos.

 

 

 

 

SÍNTOMAS COGNITIVOS: El aspecto físico pasa a ser el centro de interés. Insatisfacción con la figura corporal.

 

 

Críticas y comentarios negativos hacia su figura, peso y forma corporal. Preocupación excesiva por la opinión externa y sensibilidad a las críticas relacionadas con la figura, ropa, aspecto, peso y alimentación. A veces, asocian el aspecto físico y la delgadez con el éxito.

 

 

SÍNTOMAS EMOCIONALES: Cambios en el carácter, mostrándose más irritables, tristes o presentando cambios de humor repentinos. El perfeccionismo, la insatisfacción y la impulsividad pueden caracterizar su comportamiento. Reducción de las actividades sociales, teniendo un menor interés por ellas, evitando eventos sociales o lugares públicos.

 

SÍNTOMAS CONDUCTUALES: La ingesta puede ser compulsiva y exagerada, acompañada de visitas frecuentes al servicio después de comer. Uso de laxantes o diuréticos. Aparecen mentiras y engaños con respecto a la comida. Dificultad para estar relajada, que se manifiesta en un estado de inquietud. Tendencia a ocultar partes del cuerpo con la ropa. Ejercicio físico excesivo.

 

No todas las personas presentan los mismos síntomas, aunque presenten la misma patología. Como ya he comentado en varias ocasiones, cada persona es diferente, y debe llevarse a cabo una evaluación individualizada de cada caso particular. Sin embargo, si has pensado en alguien al leer estas líneas o piensas que algún amigo o familiar pudiera estar desarrollando un trastorno de la conducta alimentaria, no dejes pasar más tiempo, la detección temprana es importante.

 

 

 

Para cualquier consulta específica, no dudéis en contactarme.

 

Cristina Cabrera


 

PsyatHome.es - Tu psicólogo , cuando y donde quieras

  • Servicio totalmente anónimo y confidencial
  • Sin trasmitir sus datos personales: no tiene que registrarse
  • Todos los Psicólogos online son diplomados y colegiados
  • Diplomas verificados
  • Rápido, seguro y eficaz

La consulta con un psicólogo nunca ha sido tan fácil y segura!

Hablan de Psy@Home...

"Un divan infinito"

- El Mundo.

Que está pasando en Twitter ?

Unete a nuestra comunidad en Facebook:



Descargue en Androïd:

 

Web realizada en Valencia

Comunidad Valenciana - España